NUEVO

 

Tamayo al desnudo./ Por José Ramón Alonso Lorea.

Reinerio Tamayo es un grandísimo pintor, pero, además, es un pintor cachondo. Nunca sabemos que va primero, si el chiste o su arte, porque es una mezcla homogénea e inteligente de ambas. Quien lo conozca personalmente sabrá que te hará reír con tanto entusiasmo, que te provocará una suerte de trastorno temporomandibular. Te pondrá los nervios y los músculos en tensión, te generará lesiones, casi fracturas, en mandíbulas y cabeza y hasta lagrimeo en los ojos, pero él no parará, casi que podrías morir. Su creatividad para el humor no tiene límites, debe ser algo sobrenatural que le ocurrió cuando su madre lo parió. Y ese espontáneo optimismo y felicidad nos los transmite en cada reunión de amigos, en cada exposición. Cuba en pelota, su más reciente exhibición, es una demostración de ello. (Texto completo)

Diógenes, la luz y Toirac/Marín./ Por José Ramón Alonso Lorea.

El pasado 27 de febrero, la galería de arte Factoría Habana, en La Habana Vieja, inauguró una extensa y muy intelectual exposición: Diógenes y la luz. Una muestra compleja en ideas y con instalaciones y artefactos artísticos muy elaborados. La exposición es bipersonal, entre Octavio Marín y José Toirac, y si bien sus recursos conceptuales y soluciones plásticas y museográficas pesan a favor de la trayectoria imparable de Toirac, también sabemos que mucho le debe a la experiencia del escultor Marín y sus historias, que han sido la base documental de toda la exposición. ¿Qué nos proponen Toirac/Marín?... ¿La búsqueda de la honestidad?... Difícil hallar materia tan escasa en la conducta humana. ¿Y cómo lo hacen?... Recurren a la parábola de la linterna del filósofo griego Diógenes de Sinope, quien hacía práctica radical de los fundamentos de la escuela cínica, que actuaba con desvergüenza y provocación, que entendía que las instituciones limitaban al hombre, que abogaba por la libertad de palabra, que criticaba duramente los vicios y corrupción de las costumbres, y despreciaba las convenciones de la vida social, oponiéndolas a la vida natural y austera. De modo que ya esto de ser cínico, sobre todo si comporta el deseo de cambio social, incivismo o anarquía, es peligroso e indeseado, o al menos sospechoso e irreverente, en Cuba y fuera de ella. Pero entremos en las salas, que se organizan en las tres plantas del edificio, y entendamos de qué va la historia. (Texto completo)

Soichi Sunami y sus recorridos fotográficos en Modern Cuban Painters, MoMA, 1944./ Por José Ramón Alonso Lorea.

A pesar de los años transcurridos, justo 73 cumple en marzo de 2017, la antológica exposición Modern Cuban Painters en el Museum of Modern Art (MoMA, New York, March 17 - May 7, 1944), que entonces inició el proceso de internacionalización de la hasta entonces desconocida escuela de pintura moderna de La Habana, sigue ofreciéndonos nuevos hitos. Y no es por su complejidad curatorial o museográfica que se hallan estas nuevas señales, sino por la falta de su estudio sistémico y académico, mas allá de las reiteradas críticas casi siempre especulativas, casi siempre interesadas y con criterios alejados del contexto, sobre los motivos por los que se escogieron unos artistas, desdeñando otros, o sobre los procesos de (des)encuentro entre sus organizadores. Motivos y procesos, sin embargo, habituales, inevitables e incuestionables en cualquier conjunto de tramites curatoriales de hoy. Para no hablar de esa otra crítica ideologizada que históricamente demoniza el carácter comercial del proyecto del MoMA que tuvo su cuna en la Galería del Prado de La Habana, una crítica deshonesta que todavía veta el estudio y conocimiento del evento y que se ha empeñado en borrar sus beneficios culturales. En estas breves notas, que son el resultado de una larga y detenida investigación, nos detendremos en la persona clave, en el trabajo fundamental, que permitió que la muestra trascendiera su carácter efímero: Soichi Sunami y sus recorridos fotográficos. Es el hito que proponemos. (Texto completo)

Porno y Arte. Ninguna historia es inocente. Tampoco la curaduría artística./ Por José Ramón Alonso Lorea.

Carlos Enríquez y José Toirac, artistas cubanos de muy alejadas generaciones, recién comparten una muestra conjunta en Miami, ¿qué es eso?... En principio, algo inusual. No suelen elaborarse proyectos curatoriales donde coinciden, en un mismo espacio, obras de la vanguardia histórica y de artistas contemporáneos. La culpa, o el beneficio, es de los curadores y del equipo de trabajo de Pan American Art Projects (PAAP). Cuando nos hablaron de esta exposición, sin darnos detalles, nos preguntábamos qué elementos visuales, qué argumentos conceptuales, se habrían manejado para relacionar ambos discursos tan divergentes. Sí estábamos convencidos de la calidad de la propuesta, pues en la obra de ambos artistas habita ese carácter transgresor, polémico y anti-sistémico, que asegura un buen hacer artístico. Además, el título de la muestra, con esa trinidad de historia, política y porno, ya nos anticipaba un goce prematuro, en el intelecto y en la libido. (Texto completo)

Los dibujos eróticos de Carlos Enríquez para el Sonetti Lussuriosi de Pietro Aretino./ Por Juan A. Martínez.

Carlos Enríquez (1900-1957), uno de los pioneros del arte moderno cubano, disfrutaba ilustrar libros de poemas e hizo tres de estos proyectos. En 1936  ilustró Canto del Caribe de Alberto Riera, en 1947 El son entero de Nicolás Guillén, y en 1951, Elegía a Jesús Menéndez del mismo autor.  Uno de los proyectos que no llegó a publicarse y que, teniendo en cuenta su contenido erótico, debe haber sido uno de sus favoritos, fué el interpretar  los Sonetti Lussuriosi (Sonetos lujuriosos) de Pietro Aretino (1492-1556). (Texto completo)

1916-2016-Centenario de José Gómez Sicre-LIBRO HOMENAJE-pdf./ Varios autores.

Aprovechando el centenario de su nacimiento (1916-1991), y con la intención de recuperarlo del encasillamiento y la minimización de la que ha sido objeto, este libro se propone alumbrar ese oscuro pozo en el que se ha arrojado la imagen y obra del curador y promotor cultural de origen cubano José Gómez Sicre. Este cuaderno, que historia casi veinticinco años de sostenido trabajo crítico y curatorial de JGS, compila cuatro textos de cuatro autores, que se ordenan desde un supuesto orden cronológico en la actividad del crítico y curador cubano. El primer ensayo (“Pintura Cubana de Hoy, el histórico libro de JGS”, por José Ramón Alonso Lorea) es un estudio histórico y deconstructivo del antológico libro en su contexto; el segundo (“JGS: más allá del MoMA”, por Roberto Cobas Amate) es un amplio y muy documentado recorrido de su labor cultural. El tercer texto (“JGS y su idea del Arte Latinoamericano”, por Alejandro Anreus) es una sintética y precisa introducción sobre la influencia de Sicre en el Arte Latinoamericano; y el cuarto ensayo (“Una trama escondida: la OEA y las participaciones latinoamericanas en las primeras cinco Bienales de São Paulo”, por Alessandro Armato) es un espléndido texto basado en información de archivo que relaciona el rol de JGS en el contexto de estas bienales. Los cuatro textos, además de dialogar entre ellos, con puntos de confluencias y matizaciones no siempre coincidentes, se hacen acompañar de numerosa ilustración documental que brinda apoyo convincente y sostenido a lo narrado. El cuaderno termina con un conjunto de obras (“Catálogo de obras cubanas asociadas a los proyectos de José Gómez Sicre”, por Roberto Cobas Amate) que brinda el oportuno y siempre agradecido cierre a un libro de arte. Sin lugar a dudas, este libro hoy, como conjunto, es posiblemente lo más completo publicado sobre el polémico e imprescindible José Gómez Sicre. Ojalá estimule las ulteriores y necesarias investigaciones sobre esta página importante del Arte Latinoamericano.

Como es apropiado en toda presentación, tengo que incluir unas notas acerca de los autores: José Ramón Alonso Lorea, Lic. Historia del Arte por la Universidad de La Habana (UH), investigador y promotor cultural, especializado en el modernismo cubano de la primera mitad del Siglo XX. Roberto Cobas Amate, Lic. Historia del Arte por la UH, especialista principal en arte moderno cubano y curador del Museo Nacional de La Habana. Alejandro Anreus, curador y profesor de Historia del Arte, actualmente ejerce docencia en la William Paterson University, NJ, especializado en Arte Latinoamericano. Alessandro Arnato, Lic. Filosofía y Letras, actualmente realiza su doctorado con el tema “JGS y su influencia en el Arte Latinoamericano” en la Universidad Nacional de San Martín, Buenos Aires. De modo que la competencia de los autores garantiza la calidad de los ensayos.  Como compilador y editor, quiero agradecer y felicitar a los autores por su interés en este homenaje. (José Ramón Alonso Lorea. Autor, editor y coordinador EstudiosCulturales2003.es) (Texto completo)

On Walker Evans’ Havana Citizen, 1933-pdf. / Por Juan A. Martínez.

"On a spring morning in 1933, Walker Evans strolled the streets of Havana with a camera in hand, “dressed in a lightweight suit, straw boater, and a pair of perfectly round glasses.” Around mid-day, given the light in the photograph, he shot one of the most iconic photos of his brief visit: Havana Citizen, which genesis and iconography I would like to explore." JAM. (Texto completo)

El Silencio de Duchamp./ Por Meira Marrero Díaz.

El Silencio de Duchamp no es una ilusión de los sentidos, como quizás lo definiría el sabio Parménides. Es una exposición colectiva que desde La Habana, discursa sobre los múltiples y variados usos, abusos y desusos que la sociedad contemporánea hace de la comunicación humana y específicamente del lenguaje en la historia, la política, la literatura y el arte. (Texto completo) arriba

 

 
Arqueología y Antropología
Arte Rupestre
Artes Aborígenes
Arte y Arquitectura
Literatura
Historia
Música
Museo y Exposiciones
Política Cultural
Libros
Sobre el autor
 

 

© Marlene García 2003 para José Ramón Alonso