-2002- Este librito (Presentación del libro para niños y jóvenes La Casimba de Mabuya. Cuentos de Indios Cubanos)./ Por Marlene García Núñez y José Ramón Alonso Lorea.

El presente librito es fruto de un largo trabajo de búsqueda, investigación, compilación y paciente reescritura. Puede ser su lector cualquiera que se interese por las leyendas cubanas que aquí se cuentan. Pero está especialmente redactado para ti, niño o joven lector cubano que vives dentro o fuera de Cuba. La Casimba de Mabuya reúne, de entre un número mayor de relatos generalmente desconocidos, catorce historias que recuerdan a aquellos primeros cubanos. (Texto completo)

-2000- Presentación (Diccionario Ilustrado de Voces Eróticas Cubanas. Para entender la literatura cubana hoy. Celeste Ediciones, 2001)./ Por Marlene García Núñez y José Ramón Alonso Lorea.

Si bien estamos convencidos de su relatividad, el adagio «suele la vida suceder para volverse arte» nos interesa como exergo para este libro. Quizá con la intención de arropar lo que por esencia va desnudo: el sexo y la práctica del sexo. (Texto completo)

-1997- La boca del cadáver (cuento)./ Por José Ramón Alonso Lorea.

Cristóbal lo había estudiado bien. Parecía un absurdo pero ha sido su verdad durante mucho tiempo. El descubrimiento de esa verdad hizo que los más íntimos amigos de su niñez y adolescencia lo bautizaran con el zoonímico de El Gusano. Pero de adulto prefirió mantenerlo oculto. Lo leyó en algunos libros de ciencias, de esos que hablan sobre la Beringia, los fenómenos eustáticos y el ascenso y descenso del nivel del mar. Aquello lo aterrorizaba. Se sabía el texto de memoria. Lo recitaba como si fuera una construcción poética y lo decía a todos aquellos que no pudieran oírle. Hablaba con nadie. Hablaba consigo. Lo repetía en el dormitorio, en el baño, en la cocina… Era un delirio. Fuera de su mujer ninguna otra persona lo sabía, porque estaba convencido de que la policía se le podía echar encima por crear expectativas nada sanas en el pueblo. (Texto completo)

-1998- LA LUZ DEL CACIQUE HATUEY, o de cómo el cielo se ilumina con las cenizas de su cuerpo (cuento)./ Por Marlene García Núñez y José Ramón Alonso Lorea.

“La Luz de Yara”, como también se conoce esta historia, está considerada “mito mayor cubano”. Tradición oral que tiene su origen en la zona norte de las provincias orientales de Cuba. Todavía hoy son muchos los que aseguran haber visto la luz del cacique Hatuey. Hasta hay quien dice que dicha luz se le ha metido en su casa, alumbrándola toda. En los años setenta Samuel Feijóo (Mitología cubana, La Habana, 1986), recogió una amplia serie de versiones que, sobre este mito, todavía circulaban en el campo cubano. De estas versiones tomamos nosotros ahora para hacerte llegar el relato. (Texto completo)

-1998- LA CASIMBA DE MABUYA, o de cómo el espíritu del mal perforó la tierra, regó la inmundicia y dejó pescuecidesplumada al aura tiñosa (cuento)./ Por Marlene García Núñez y José Ramón Alonso Lorea.

Todavía circula en el campo cubano la vieja creencia que da vida a Mabuya o Babujal. Aquel espíritu malo que, según nos cuenta Antonio Bachiller y Morales en su libro Cuba Primitiva (La Habana, 1879), “toma la forma de lagarto y se introduce sin saber por donde en el cuerpo humano y sale si se invoca al espíritu bueno. Es una tradición india. Para asegurar la salida se recomiendan unos latigazos”. Dice, además, que este espíritu se “enamora de las jóvenes y toma, para poseerlas, la forma de un apuesto mancebo; aunque generalmente tiene la figura de un chipojo”. La siguiente tradición, nuevamente recreada, ha sido tomada del libro Mitología cubana (La Habana, 1986) de Samuel Feijóo; a él se la envió el investigador camagüeyano Andrés Carreras, a quien se la contó su amigo Estelio de la Hoz a orillas del río Tínima. (Texto completo) arriba

 

 
Arqueología y Antropología
Arte Rupestre
Artes Aborígenes
Arte y Arquitectura
Literatura
Historia
Música
Museo y Exposiciones
Política Cultural
Libros
Sobre el autor
 

 

© Marlene García 2003 para José Ramón Alonso